El Perfil del Iracundo

15 octubre 2009 en 22:53 | Publicado en Temas Psicológicos/Reflexivos | 7 comentarios

Perfiles

Para finalizar el tema de la ira (por ahora) y antes de empezar con el tema de esta entrada, daré una introducción a lo que son los perfiles, una sección bastante compleja y que tomará tiempo entender (y que además me es difícil explicar con claridad en palabras escritas). Ya que no existe un perfil del iracundo muy claro, usaré este primer post para aclarar lo que el perfil del defectuoso, será.

De acuerdo con mi perspectiva, un perfil es algo que define las características específicas de algo. En este caso, manejaremos perfiles de actitud, es decir; las diferentes actitudes que un sujeto puede tomar frente a algún estímulo, situación, etc.

Un perfil no puede ser muy general, porque se convertirá en un estereotipo. Por ejemplo, cuando se dice que las mujeres son más débiles que los hombres; tal afirmación es extremadamente general, ya que la debilidad puede ser física o emocional, etc. Sin embargo, no puede ser bastante específico, o no será aplicable a todas las personas.

En fin… un perfil es aquéllo que define la actitud de la persona y sus conductas con respecto a una característica dada.

Ahora sí… el perfil del iracundo.

Si bien, el perfil del iracundo no es muy claro, en gran parte porque pocos se mantienen inertes en la ira, se podrían dar algunas características que el iracundo podría tener. No puedo mencionarlas todas, son innumerables, pero daré a conocer las más básicas

El iracundo siempre será una persona agresiva, pero no por eso una persona que daña a los demás. Bien… alguien puede ser agresivo verbal, física, emocional, moralmente, etc., y puede dañar a otros con sus conductas, por ejemplo en la violencia intrafamiliar, niños son a veces agredidos por los padres física y verbalmente. Sin embargo no se puede tomar como algo así de superficial… La agresividad, además de poderse expresar de varias maneras, puede lanzarse hacia adentro, en contra del agresor… Se le podría llamar autocastigo, a esa conducta en que la persona tiende a ser agresiva contra sí misma; sin embargo, el autocastigo va ligado también a otro defecto de carácter (soberbia) del que se hablará después.

La posición defensiva del iracundo es un tema clave. El iracundo en sí, puede convertirse en un paranoico de alguna manera. Es común que el iracundo piense que cada vez que se le habla o llama la atención, se busca agredirlo, por ejemplo en un ambiente escolar (que es con el que me familiarizo más); el iracundo está sentado en su banca, leyendo algo, cuando llega algún compañero (no amigo) y le saluda. Tras esto, el iracundo le ignora. [el iracundo se sentirá amenazado por el compañero, podría pensar que sólo busca molestarlo o hacerle daño y por tanto responderá agresivamente, ignorándolo]

Los niveles de estrés altos en una persona con problemas de ira, son muy comunes. Estando siempre esperando lo peor de los demás con su posición defensiva y agrediendo siempre a otros, el iracundo termina por mantener sus niveles de estrés bastante altos, con el fin de obtener mejores respuestas durante su acto defensivo-agresivo. Se sabe que el estrés es un mecanismo que el cuerpo usa para mantenerlo “despierto” y ofreciendo mejores respuestas ante cualquier estímulo del exterior, como en un examen. Pero cuando su uso práctico se desvía y es aplicado a la ira, produce problemas graves. Alteraciones nerviosas, enfermedades gástricas, dolores de cabeza, espalda, etc. Son muchísimos los problemas causados por el estrés…

La posición del iracundo con respecto a su agresividad puede variar. Puede ser un iracundo activo, cuando busca siempre dañar a otros sin razón alguna y de manera extrovertida, física o verbalmente. Y puede ser un iracundo pasivo, siempre que el daño contra otros se realiza de manera introvertida; por ejemplo, cuando se ignora a alguien o cuando se practica la autoflagelación; entonces será de manera emocional o moralmente (pues no creo que nadie pueda ver a otro sufrir y disfrutarlo… a menos que sea inmoral o no tenga emociones…).

Finalmente, mencionaré una de las características más importantes y que más define al iracundo: el aislamiento. Una persona con ira, que agrede a los demás, evitando que se acerquen, y que se mantiene a la defensiva, pensando que todos serán agresivos en su contra; estará, casi siempre, solitaria. Es común que el iracundo no soporte estar con alguien más que consigo mismo en su mundo lleno de agresividad o con otra persona que complemente dicho mundo, es decir, alguien que aumente el daño que puede generar.

Con respecto a esto último, cabe mencionar que el hecho de que una persona tenga compañía, no significa que no esté solo en realidad. Alguien que se siente solo por dentro, es alguien que, por más rodeado de personas esté, siempre sentirá un vacío interno y no será capaz de mantener una relación estrecha con ninguna persona.

Pandita xD

En conclusión, un iracundo es un sujeto solitario, lleno de violencia en el interior, manejado en una posición defensiva, y que intentará transmitir dicha violencia al mundo externo, en forma de agresividad. Además, puede actuar de forma activa, dañando directamente a otros en forma física o verbal, o pasiva, realizando acciones que dañen indirectamente a otros de manera emocional o moral.

A ver… va de nuevo

11 octubre 2009 en 23:06 | Publicado en Temas Psicológicos/Reflexivos | 5 comentarios

Dolor de cabeza

Creo que no a todos les quedó claro lo del “defecto de carácter dominante”, y presiento que tiene que ver con que ni se acordaban que los “pecados” son para la religión lo que “defectos de carácter” para lo que yo manejo. Intentaré explicarlo (aprovechando que me quedó tiempo libre entre los exámenes…).

Si bien se sabe que todos y cada uno de los defectos de carácter existentes residen en el ser humano, siempre hay uno o dos que logran dominarnos sin que nos demos cuenta. El defecto de carácter dominante es una especie de filtro que dirige todas nuestros instintos.

Las acciones que provienen del ello, o sea la parte instintiva de la persona, tienen que pasar antes por una “verificación“. Durante tal verificación, se hacen modificaciones a la acción instintiva y se decide si se hará o no, si se aplazará o se modificará antes de hacerse. Aquéllo que dirige esto se llama “yo“.

(Me alegra saber que algunos de mis lectores han leído El esquema del psicoanálisis de Sigmund Freud, porque esto viene bien explicado en tal libro)

El yo utiliza dos factores más para dar sentido a la acción. El medio exterior, que es toda la realidad que nos rodea (personas, objetos, etc.) y el “superyó”. El superyó es el conjunto de imposiciones y reglas que provienen de un individuo o grupo diferentes del yo. O sea, todas las costumbres, reglas, normas, etc. impuestas por la familia, el gobierno, la sociedad, etc.

Ahora sí. Cuando la acción instintiva pasa por esa verificación que realiza el yo, los defectos de carácter pueden dirigir las decisiones del yo. Es por eso que mencionaba que “dirigía nuestras vidas” o algo por el estilo. Al dominar al yo y tener un control sobre sus decisiones, sirve como filtro.

En este caso, un filtro es algo que permite el paso de ciertas acciones y bloquea el de otras, de acuerdo a un patrón. Por ejemplo, siendo el defecto de carácter dominante de un individuo, la pereza, permitirá que todos los instintos que estén relacionados con el descanso y la inactividad pasen, como dormir, sentarse, recostarse, etc. Y bloqueará los relacionados con la actividad y el movimiento, por ejemplo el hacer ejercicio, practicar deportes y salir a la calle.

Cada defecto de carácter tiene distintos patrones que dirigirán la conducta de la persona, pero además, los defectos de carácter pueden y suelen mezclarse entre ellos y formar patrones nuevos. Estos “patrones secundarios” son muchísmos, demasiados como para intentar pensar en todos ellos y explicarlos, y sobre todo si existen otros tercearios, resultados de mezclas entre primarios y secundarios, y cuaternarios, resultado de mezclas entre secundarios.

Ha quedado claro que todos los defectos de las personas pueden ser listados de esa manera, pero que son bastante complejos como para definir su procedencia exacta. Es más fácil trabajar con los 7 básicos.

Para finalizar, daré una especie de conclusión. El defecto de carácter dominante es aquél que dirige las acciones que deberían estar dominadas por el yo, debido a que se ha apoderado parcial o totalmente (pero siempre en mayor tamaño que otros defectos de carácter) de su control.

Esperando que haya quedado claro, iré manejando el tema de DCD (defecto de carácter dominante) esperando que no se pierdan al leerlo. Si tuvieran alguna duda sobre cualquier cosa, incluso si no está escrita dentro de la entrada, pueden mandarme un correo. Como no sé si aparece lo escribo: scars_of_life123@hotmail.com (Aunque sé que nadie más que gente que ya lo tiene me está leyendo xD)

El de los corajudos…

28 septiembre 2009 en 17:14 | Publicado en Temas Psicológicos/Reflexivos | 12 comentarios

Ira

Así es… iniciamos con la ira, el menos votado hahaha. Nuevamente aclaro, lo que verán aquí son meras reflexiones de un autor “ekis” (fresa haha) que se encontraron en la escuela o en la web, no son para nada fundamentadas en señorones dedicados al estudio y la ciencia y bla bla… que fui instruido..? claro, esto no lo saqué solito de mi mente, pero las personas que me ayudaron no tienen nada que ver con las publicaciones que hago.

Volviendo al tema de la ira… Son esas personas cargadas de coraje, enojo, resentimiento y/u odio hacia una persona, grupo de personas, objeto, etc. La ira es un perfecto ejemplo para introducir el tema del defecto de carácter dominante, ya que es uno de los que aparece en todos los seres humanos.

Por buenas que parezcan, todas las personas tienen ciertas cargas negativas dedicadas a sus personas más cercanas por muy bien que parezcan llevarse. Un ejemplo que la mayoría puede tener en mente: Cuando los padres no nos dan permiso de salir a algún lado porque “somos muy jóvenes para ello”, la reacción inmediata NUNCA será “está bien padre/madre, comprendo claramente tu punto de vista y estoy plenamente de acuerdo”. Es normal sentir ira hacia las personas que nos impiden obtener placer.

He ahí la clave. Cuando algo representa un impedimento para tu felicidad y tranquilidad, siempre le estarás atribuyendo un sentimiento de ira. Sea alguien que te molesta y no te deja tranquilo, o alguien que te ganó el último plato de cereal. Muchas veces la ira parece no estar ahí, como en este último caso que parece ser bastante exagerado, sin embargo; la ira está presente aunque sea en cantidades pequeñas.

Y bueno, mencioné el tema de defecto de carácter dominante, pero y eso qué? Aquí: Si bien una persona puede presentar todos estos defectos, no se le consideran peligrosos sino hasta que obtienen gran poder sobre la persona. Todos tenemos algún defecto de carácter dominante, ese que conduce la forma en que vivimos.

Todos poseemos ira, pero no por eso significa que sea un defecto de carácter real en nosotros. A ver, me contradije… Me explico, mejor: Si bien tenemos la sensación de ira, esta no necesariamente se manifestará como un “activador”. Mmmmmmm ahora metí otra palabra rara. Cómo está eso de “activador”?!

Un activador, en este caso, sería aquéllo que nos incita a realizar alguna actividad, cual sea. Por ejemplo. Alguien que se deja dominar por la ira será alguien con frecuentes despliegues de agresividad hacia las personas y hacia sí misma, sea física o verbalmente; en el momento en que la persona permite que la ira le domine y sea el “activador” de su conducta, transforma todas las respuestas a cualquier estímulo en agresión.

Va un ejemplo más claro de nuevo. Digamos que la persona “x” está sentada en una banca, intentando leer un libro. Una persona “y” se acerca y le pregunta cuál es el libro que está leyendo. Si la persona “x” es iracunda y lo permite como su “activador”, entonces se producirá una conducta agresiva en contra de la persona “y”. La respuesta podría ser algo como “qué te importa?”.

Creo que fue suficiente, está claro. Ahora sobre la agresión. Esa frase no parece bastante agresiva, porque la otra persona no se sentirá agredida, y, sin embargo, lo es. Existen mil maneras para agredir a una persona o causarle daño, lo interesante es cómo es que son aplicadas por cada persona en cierta situación. Puedo hablarles de golpes, obscenidades, etc… cosas que ya conocen. Pero no se dejen engañar, la agresión se da de variadas maneras. Mi ejemplo favorito, muy usado por cierto, es el hecho de ignorar a la gente: Parecerá bastante irrelevante que simplemente se ignore lo que la otra persona dice, pero, en realidad, es un arma bastante poderosa y que puede hacer que el otro se sienta agredido en niveles bastante notorios. Es como una humillación total!

Creo que basta para entender que una agresión no está muchas veces en el acto mismo, ni en el resultado, sino en el autor. Sigo confundiéndolos… En algunas ocasiones, puede que el agresor sienta que está hiriendo verdaderamente a quien es agredido; pero no por eso debe ser así. Esto es, el acto agresivo viene directamente de la mente del agresor, es decir, del autor. Por qué digo esto?: Muchas veces hay agresiones que no lo son en realidad, como una palmada entre amigos, y otras ciertas veces ocurre al revés, agresiones como el ignorar a la gente, parecieran no serlo. Entonces, ya que todo esto es verdaderamente relativo (a un adulto pudiera parecerle una agresión lo que a un niño no, etc), se dice que la agresión va en la mente de la persona, del autor.

Para finalizar (Esta cosa me marca como 800 palabras y creo que nadie querrá leer las otras 800 que me vienen a la mente…), podríamos concluir que la ira…
> Es el desagrado, enojo, etc sobre algo o alguien que impide estar feliz o tranquilo (o alcanzar dicho estado), es decir, que impide la obtención o retención del placer.
> La poseemos todos, pero en diferente magnitud.
> Puede o no ser el defecto de carácter dominante.

Los 7 Pecados Capitales

27 septiembre 2009 en 14:42 | Publicado en Temas Psicológicos/Reflexivos | 11 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Los Pecadores
Qué tal? A poco pensaban que se quedarían en el cielo pasándose por alto estos 7 puntitos?…

La verdad es que no soy bastante religioso. Pero les puedo decir son bastante válidos y quizá no determinen si se van al cielo o al infierno, pero les pueden crear un infierno en la misma Tierra. Por ahí me dijeron que debía llamarlos Defectos de Carácter, otro nombre que suena mucho mejor, porque ya no se les ve como una prohibición a la que no te debes acercar, sino como un problema que puedes combatir.

Los podré mencionar poco a poco, ahorita daré de nuevo la introducción. Se podría decir que es “la primera unidad” (sí claro, mi libro virtual xD) y que estoy dando la introducción a lo que viene… otra vez.

Los mismos… Lujuria, Pereza, Envidia, Soberbia, Gula, Ira y Avaricia, serán nuestros nuevos defectos de carácter. Defectos de los cuáles NADIE escapa, no se crean santos y perfectos, se les llamará soberbios a quienes piensen así hahaha.

No deben asustarse por tener alguno de estos defectos. Aunque seguramente el perezoso, descuidado de la vida, evadirá la pena de tener estos defectos; un soberbio lo niegue y un iracundo crea que estoy agrediéndole con mis palabras.

Cada quién lo tome como le guste, pero que todos se den cuenta de que tienen algunos de estos 7 regalos de la sociedad. Un nuevo conflicto, por qué de la sociedad? Nacemos animales y como animales no nos toca ninguno de esos. Un conejo no siente envidia de un águila que es más fuerte, ni se deja llevar por su lujuria y se salta sus “temporadas” para aparearse con la conejita. Esto no es algo que como seres vivos tengamos, pero si como seres sociales.

Una vez que nace el ser humano y comienza a crecer es que recibe sus increíbles enseñanzas:
> “No le pegues a tu compañerito” (Mejor llénate de ira)
> “Deja de agarrarte el pajarito” (Mejor velo como algo prohibido que te proporciona placer…)
> “Ponte a estudiar! Mira a tu compañerito, siempre saca 10″ (Debes ser idéntico a él hijo, olvídate de ser tú mismo)
> “Ahorita te paso tu comida y tu jugo, déjame terminar de barrer este pedacito” (No! no intentes nada nuevo, es malo hacer las cosas por tí mismo)
> “Sí hija, eres la niña más hermosa e inteligente del mundo” (Sí pequeña, no puedes tener defectos porque eres perfecta)
> “Te tienes que acabar toda la comida! deja te traigo tu quinto plato” (Sí sí, comete toooodo lo que se llame comida, tú a eso te dedicas).
> “No le prestes tus cosas a nadie, te las pueden robar” (Lo tuyo no es de nadie. Pero si consigues lo de “alguien”, se vuelve tuyo!)

Tampoco creas que el mundo es tu enemigo, más bien es algo que debes aceptar como tuyo. Si bien te deja cosas malas, te hace lo que eres ahora. Ya te tocará a ti darle sus “enseñanzas” a tu hijo y verás cuán difícil es; o igual y ya te tocó y cometiste errores. Para tu fortuna, nadie es perfecto y no serás el único con defectos, que otros los oculten ya es rollo suyo.

Por cierto, lo que maneje dos párrafos arriba fueron enseñanzas paternas que suelen aparecer en la vida. No obstante, estas cosas vienen de muchas personas más, de la cultura, costumbres, etc. Ya todo depende del medio en el que se vive. Pero mi punto es que SIEMPRE vienen gracias a un factor externo. En psicología sería conocido como el Superyo (Todos aquéllos factores que son implantados en la persona desde un ser exterior, es decir, las prohibiciones o estándares que nos inculcan otras personas o grupos de personas); aunque también pueden provenir del medio como tal es decir del mundo exterior (Llamado así porque nuestro ello, parte inconsciente de la persona, no está en contacto con él).

Quédate esperando mientras preparo mi siguiente entrada ¿Qué pecado será el primero?

Blog de la qué!?

27 septiembre 2009 en 03:57 | Publicado en Temas Psicológicos/Reflexivos | 16 comentarios
Etiquetas: , , , , ,

Signo de interrogación

Que quién me creo por decir semejante barbaridad?… Pues ocurre que un simple plebeyo como yo, no podría ser capaz de crear algo como lo que prometo, pero, sin embargo; sí de expresar cuan tontería se me venga en la cabeza. Y qué crees? NO PUEDES EVITARLO

Ahora cualquiera puede poner tonterías en la web. Por qué no poner tonterías con fundamentos razonables? Nada pasa con echar un vistazo a las ideas que le llegan a la gente de vez en cuando, incluso si son muy tontas o complejas, irrelevantes o cruciales… Es bueno tomar en cuenta la opinión de otros para tu vida personal.

Algo de reflexión es lo que prometo siempre! y creo que tengo las suficientes agallas para escribir aquí. Dejo claro de una buena vez. NO ES UN NUEVO ESTILO DE PSICOLOGÍA hahahaha. Jamás en la vida… es sólo una forma de llamar las cosas que me rodean los pensamientos de vez en cuando. Juzga qué tan concretas o absurdas son mis ideas. Intenta al menos pensar la forma en que pude idearlas… Sé que quieres leer!

No juzgo a nadie, la vida es diferente para todos; pero sé que mi vida no ha sido en ningún aspecto “normal” (Considerando que normal es alguien cuyos problemas no tienen gran repercusión en su actitud). Todos tenemos cosas que hacen que quisiéramos vivir en el otro lado del mundo, pero nadie es capaz de escapar de su dura realidad.

Aquí… un pedazo de la realidad (desde mi percepción) de mucha gente. Una realidad que todos vivimos evadiendo y que a nadie le gusta aceptar. Así, unos son secuestrados, otros violados, otros agredidos física o emocionalmente, otros rechazados, etc. Cada quién tiene lo suyo y cada quién vive a su manera.

Y qué tal si te muestro lo que no quieres ver…? Qué tal si te muestro algo que negarás toda tu vida, pero que, en el fondo, sabes que es cierto…? Prueba a ver el otro lado de la gente. ve eso que todos creen que pueden ocultar a la vista y ve eso que tú crees que nadie ve de ti mismo. Ve eso que tú crees que no tienes.

Consideremos esto mi introducción a lo que viene. Intentaré ser sencillo y organizado, de manera que puedas entenderme. Mi objetivo es darte información… información salida de mi cerebro lista para ser usada. Contradíceme, regáñame, niégame… haz todo lo que creas necesario para echarme abajo, que es así como me fortaleces. Dime lo es bueno de mí y lo que me falta para mejorar.

En adelante, sabrás de qué hablo…

Blog de WordPress.com. | El tema Pool.
Entradas y comentarios feeds.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.